Acceda a escuchar documentos del proceso de paz

Restauración de la casa de Bolívar

Bersoatv

domingo, 9 de mayo de 2021

Siembra de árboles realizaron excombatientes

Las huertas caseras, ha sido otro de los programas de los excombatientes

La actividad se realizó en los antiguos ETCR de Vista Hermosa en el Meta, La Variante en Tumaco, en Tierra Grata, Cesar y Pondores en La Guajira.

Bogotá,
7 de mayo de 2021. – Con el acompañamiento de la Agencia de Reincorporación Nacional –ARN- y de otras instituciones, se realizaron jornadas en todo el país sobre protección del medio ambiente, con la siembra de árboles.

Para los excombatientes que se encuentran adelantando su proceso de reincorporación en los antiguos ETCR en el territorio nacional, una de sus prioridades es la protección del medio ambiente, y como labor permanente, está la siembra y cuidado de árboles, siempre, con el plantar aquellas especies nativas bajo las estrictas recomendaciones técnicas, y puedan crecer de buena manera, en el marco de la estrategia presidencial del gobierno.  para lograr, en todo el país, y con la articulación de todas las entidades, 180 millones de árboles sembrados a 2022.

Cuando en Colombia se busca reconocer la importancia de la siembra para generar un respiro al planeta, el compromiso de mujeres y hombres excombatientes es aportar en sus entornos una nueva semilla. Desde el inicio de cada uno de los procesos en los antiguos espacios territoriales de capacitación y reincorporación, en conjunto con las comunidades y el apoyo del Ejército Nacional, la Policía Nacional, la Armada Nacional, alcaldías, entre otras instituciones, se han ubicado lugares donde se garantice el crecimiento de las plantas.

Con el apoyo de la ARN, quienes avanzan en sus procesos de reincorporación han sembrado 8.534 árboles de diferentes especies, de los cuales, 811 árboles fueron sembrados en los espacios ubicados por Grupos Territoriales y 7.723 árboles en los Antiguos ETCR, en una que se ha realizado a través de alianzas con entidades públicas y privadas.

Uno de los departamentos modelo de siembra, es el Tolima, mientras durante el último año en el AETCR La Fila, en Icononzo, se sembraron en uno de los nacederos 700 árboles que fueron donados por el Ejército, en El Oso, Planadas, se han realizado dos jornadas con la siembra de 640 árboles donados por la Alcaldía de Planadas, en las riberas de quebradas cercanas y dentro del mismo espacio.

"La importancia de cuidar la naturaleza, de sembrar árboles, viene desde siempre, es un valor de cuidar. Durante los últimos años, en conjunto con carabineros, la Policía y el Ejército, se hizo una campaña y hemos recuperado espacios para la siembra de árboles en el sector Brisas de Paz, y el año pasado, en otro acompañamiento, sembramos alrededor de 2.000 árboles, para recuperar el agua que se ha ido perdiendo. Mi mensaje es entender que es una necesidad de la humanidad, por lo tanto, debemos hacer campañas no solo en los espacios territoriales, sino en el casco urbano y donde se halle más la necesidad. Necesitamos conservar nuestro ambiente sano y más con la pandemia para resarcir el daño", explicó Adrián Reyes, excombatiente y líder en siembra de árboles en el AETCR La Fila, Icononzo, Tolima.

Por su parte, a través de huertas caseras, excombatientes de Antioquia sembraron  150 árboles de aguacate, 150 de mango, 100 guanábanos, 100 sapotes, 100 naranjas, 100 mandarinas y 100 limones, por parte de la cooperativa para el Progreso del Nordeste Antioqueño (Coomupron) ayudando a consolidar el proyecto “Soberanía alimentaria”, mientras está programada la siembra de árboles en el predio Becuarandó en el municipio de Mutatá, en el Urabá y en Dabeiba, Antioquia, decenas de personas demostraron que al llegar al AETCR Llanogrande, sí es posible aunar esfuerzos en pro del medio ambiente.


En el Antiguo ETCR Miravalle, Caquetá, se adelantó una jornada de siembra de 50 árboles de Carbono, actividad que se llevó a cabo el pasado 25 de marzo, con la participación de personal del Batallón de Operaciones Terrestres (BATOT 70), de la mano con excombatientes; acción similar que pretende adelantarse con profesionales de la ARN, que, junto con excombatientes, gestionan ante el el Instituto de Investigación Científica del Amazonas SINCHI, los árboles para sembrar en el marco de un proyecto de enriquecimiento forestal y reforestación.

Para el director general de la ARN, Andrés Felipe Stapper, las labores continuarán de manera frecuente y destacó cómo la unión de conocimientos y el trabajo manual, es resultado de un compromiso para avanzar en el camino de la Paz con Legalidad.  “En una paz con hechos, el compromiso del Gobierno del señor presidente Iván Duque vincula a las personas en proceso de reincorporación que conocen los territorios para sembrar árboles, y la muestra de esto es que, de la mano trabajan con el Ejército, las comunidades, con las capacitaciones técnicas y el acompañamiento que se entrega para identificar los lugares precisos y las plantas que permitirán ver espacios más armónicos y sostenibles ambientalmente. Ejemplo de ello, es la reciente siembra durante el "Día del Árbol", de 200 unidades en el AETCR La Variante en el departamento de Nariño”, explicó.

Otro escenario en el que desde 2019 se presentó un alto interés y compromiso con la siembra, ha sido el AETCR en Caño Indio, Tibú, donde sólo en ese año, 250 árboles de Acacio y Almendrón fueron plantados con la autonomía de residentes de dicho espacio, mientras que, en Filipinas, Arauca, 200 árboles fueron sembrados en el antiguo ETCR, y 800 más en zonas aledañas, a través de la estrategia del Modelo de Fortalecimiento Comunitario (MFC).

En el departamento del Cauca, excombatientes han liderado jornadas de siembra en los AETCR de Buenos Aires, Caldono, Patía y Miranda, donde tierras en escuelas y veredas han recibido semillas de 1570 árboles, entre nativos, guayacanes y otras especies.

En el Caribe, con la participación de la alcaldía de Manaure, el Grupo Juvenil de Manaure, el Ejército y la Junta de Acción Comunal, hubo una donación de árboles para la zona, mientras que, en las próximas semanas, excombatientes, junto a comunidades en diferentes zonas de Colombia, buscan seguir avanzando en la siembra de árboles para demostrar que el compromiso es con el medio ambiente.

Datos de interés

8.883 árboles han sido sembrados entre excombatientes, Ejército, Policía y diferentes entidades en el territorio nacional, como parte de los ejercicios de la ARN.

Algarrobos, guayacanes, ceiba de agua, cedros rosados, acacia, nogal cafetero, tulipán africano, urapán, son algunas especies que han sido sembradas desde 2018 a la fecha.

Recientemente, mil árboles fueron sembrados en la cuenca del Río Curvaradó y puntos adyacentes en colaboración con el Ejército, la Armada y la Policía Nacional.

Fuente: Comunicaciones - ARN

Ajuste de contenido y diagramación: bersoahoy.co


viernes, 7 de mayo de 2021

Finalizó proceso de formación a víctimas del año 2020

Ramón A. Rodríguez
Director
Bogotá
.- Se cumplió la clausura del proceso de formación para el emprendimiento de victimas de la guerra, programa correspondiente a la vigencia de 2020.

La ceremonia se cumplió este jueves de manera virtual donde el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez Andrade, participó en la clausura del proceso de formación para el emprendimiento en capacidades socio empresariales, comerciales, financieras y administrativas de la población víctima del conflicto armado colombiano.

Dicho proceso de formación se da en el marco del convenio de cooperación entre la Unidad para la Víctimas y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Emprendimiento, comercialización, marketing digital y fortalecimiento de las habilidades blandas fueron los pilares de enseñanza para las víctimas retornadas en el proyecto "Experiencia - Reflexión".

Al respecto, el director Ramón Rodríguez aseguró que este proceso de formación estaba en caminado a los 2.397 Esquemas Especiales de Acompañamiento que se entregaron en 2020. “Esta formación va encaminada primero a saber que pasó con esos esquemas especiales de acompañamiento, pero también la reflexión frente a cómo se pueden fortalecerlos a futuro, cómo se puede encadenar estos esquemas especiales, saber cómo están, pero también acompañarlos con atención psicosocial”.

El proyecto llamado "Experiencia - Reflexión" fue liderado por la Unidad para las Víctimas y la Organización de Estados Iberoamericanos.

Las víctimas retornadas beneficiadas con el proyecto, reconocieron los conocimientos obtenidos en este ejercicio que acompañó la entrega de Esquemas Especiales de Acompañamiento Familiar.

(Fin/DFM/CMC)

Fuente: Prensa de la Dirección de víctimas

Ajuste de contenido y diagramación: bersoahoy.co

lunes, 26 de agosto de 2019

Exitosa reincorrporación de exguerrilleros a la vida civil

Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) rindió cuentas al país
Bucaramanga.-  Desde la capital de Santander el director de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización –ARN- Andrés Stapper Segrera, lideró la Audiencia Pública nacional  de Rendición de Cuentas de la vigencia 2018.
Actualmente, la entidad acompaña a 13 mil exintegrantes de las Farc-Ep en el tránsito a la vida civil en la legalidad y a 5.444 desmovilizados en proceso de reintegración.

En la capital del departamento de Santander, la ARN presentó a la ciudadanía el informe que reúne los principales avances en la implementación de las políticas de reintegración y reincorporación de excombatientes durante la vigencia 2018. Leer más


viernes, 2 de agosto de 2019

CNR evaluó logros de reincorporación de excombatientes


El CNR está conformado por dos representantes del Gobierno Nacional (Emilio Archila, consejero Presidencial para la Estabilización, y Andrés Stapper, director general de la ARN) y dos representantes de los exintegrantes de las Farc-Ep (Pastor Alape y Luis René Medina).
Foto: ARN Comunicaciones
Bogotá, Colombia. 1 de agosto de 2019.-     El Consejo Nacional de Reincorporación (CNR) presentó hoy ante la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo de Paz (CSIVI) los avances en el primer año de gobierno del presidente Ivan Duque, en el proceso vinculación de excombatientes a la vida civil.
    La comisión está integrada por representantes del gobierno y las farc. En la jornada de hoy estuvo encabezada por la Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez y el Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación Emilio Archila.
En los primeros 12 meses de gobierno, el CNR pasó de 2 a 29 proyectos productivos colectivos aprobados, por un valor de $21.335 millones y que vinculan a 1.934 exintegrantes de las Farc.
Además, del total de proyectos, ha desembolsado recursos para 17 iniciativas por un valor de $9.300 millones, explicó Andrés Stapper, Director General de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN).
Asimismo recordó que fue aplicado un registro o censo por profesionales de la ARN a 10.415 excombatientes de las Farc en todo el territorio nacional; este permitió conocer y caracterizar la situación actual de las personas en proceso de reincorporación.
Se evidenció que el 76,6% está optimista y motivado frente a su futuro, el 92.8% sabe leer y escribir. Los departamentos con mayor número de personas en reincorporación son: Meta con un 11,9% de la población, Antioquia con 11,2%, Cauca con 10,6%, Caquetá con 6,5% y la ciudad de Bogotá con 6,3%.
Otra de las actividades realizadas en el CNR fue la estructuración y revisión de la Ruta de la Reincorporación, la cual define el proceso y los mecanismos que permitan vincular las necesidades, expectativas e intereses de excombatientes y sus familias, con la oferta institucional contemplada en los planes y programas de reincorporación y demás oferta disponible en el territorio.
Gracias a la articulación institucional de la ARN, el Ministerio de Salud y la Nueva EPS se definió el esquema de salud, el cual contemplan tres días mensuales de atención presencial en los Espacios territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR): dos días de consulta y un día para fortalecimiento de actividades pedagógicas, promoción y prevención, gestión comunitaria en salud. Así mismo, la ubicación de ambulancias permanentes y al llamado.
En el marco de la culminación de la figura jurídica de los ETCR, el Gobierno Nacional presentó en el CNR la Estrategia de Consolidación de estos espacios, la cual permitirá encontrar soluciones para 11 ETCR que presentan barreras para continuar operando en las zonas en las que se encuentran ubicados.
En cuanto al suministro de alimentos en los ETCR, Stapper, fue enfático en señalar que el gobierno nacional continuará con este apoyo para la estabilización de las personas en proceso de reincorporación que avanzan en su tránsito a la legalidad.
Como parte del acompañamiento a la mesa técnica del CNR, se promovió el convenio con Innpulsa, entidad que motiva la innovación, el emprendimiento y el desarrollo empresarial, y que para el proceso de reincorporación será la encargada de la formulación, evaluación, revisión y seguimiento a 500 proyectos productivos individuales y 40 colectivos.
El CNR propició la continuidad del convenio Arando la Educación con el que se espera atender 3.300 personas entre población reincorporada, familia y comunidad de los ETCR quienes ingresarán a cursar básica primaria y secundaria. A partir del 31 de julio se adelantará el proceso de alistamiento de la información para el inicio del convenio.
Finalmente se aprobó el Plan Estratégico del CNR 2019-2022, una herramienta de planificación que se empleará para la gestión y seguimiento de las acciones relacionadas con la implementación del proceso de reincorporación.
“El Plan Estratégico funcionará como una hoja de ruta que establece la manera en que se organizará, orientará e implementará el conjunto de tareas necesarias para la consecución del proceso de reincorporación, sus objetivos y metas”, concluyó Stapper.
Fuente: Comunicaciones, texto y foto (Andrés Rodríguez Serna – Javier Santoyo M)
Ajuste de contenido y diagramación: bersoahoy.co

miércoles, 29 de mayo de 2019

En firme proceso de reincorporación de excombatientes de las Farc


El Presidente Iván Duque mantiene su palabra de cumplir con la aplicación del acuerdo y garantizar -por el tiempo que sea necesario- la reincorporación de los excombatientes que han honrado su palabra y se han mantenido en la legalidad
·La ARN elaboró una estrategia para la consolidación de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación.
La Agencia atiende hoy a 8.509 excombatientes en los 431 municipios del país y a 3.366 en los 24 ETCR, cifras a corte del 30 de abril de 2019.
Charras, Guaviare, 29 de mayo de 2019.- Integrantes del Consejo Nacional de Reincorporación inspeccionan los lugares que presentan inconvenientes para el normal desarrollo del proceso de normalización de los excombatientes de la guerrilla.
Es así como el director de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), Andrés Stapper, en compañía de voceros de las FARC inició hoy un recorrido por los 11 Espacios Territoriales de Capacitación y Normalización (ETCR) que presentan algunas dificultades para seguir operando en el lugar donde se encuentran, en un proceso de transición que debe comenzar en agosto de este año, al vencerse la figura jurídica transitoria de esos Espacios.
Por su parte el Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, afirmó que el presidente Iván Duque mantiene su palabra de cumplir con la aplicación del acuerdo e ir más allá, al garantizar –por el tiempo que sea necesario– la reincorporación de los excombatientes que han honrado su palabra y se han mantenido en la legalidad.
Agregó que esta labor durará un año y arrancará en agosto de 2019 y será con apoyo de alcaldes y gobernadores para mantener así la figura de los ETCR en el sitio en que están hoy.
El director de la ARN inició el recorrido nacional en el Espacio Territorial de Charras, ubicado en el departamento de Guaviare, en compañía de representantes de las Farc en el Consejo Nacional de Reincorporación.
Stapper recordó que el 15 de agosto de 2019 termina la figura jurídica transitoria de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR). Esto, dijo, no representa la desaparición o desalojo de los 24 Espacios habitados por los excombatientes y sus familias. El Gobierno pondrá en marcha una estrategia para la transición de estas zonas que presentan dificultades de permanencia en los actuales territorios debido a riesgos naturales, limitaciones en vías de acceso y en la provisión de servicios públicos, entre otros factores.
De los 24 ETCR que actualmente se encuentran en funcionamiento, 11 presentan barreras para su estabilización. Estos se encuentran ubicados en los departamentos de Nariño, Cauca, Chocó, Antioquia, Guaviare, Norte de Santander, Meta, Arauca y Putumayo. El traslado se realizará de manera gradual a otras zonas del país en donde el Gobierno cuenta con predios para su ordenamiento territorial y político.
Este proceso de transición tendrá una duración aproximada de un año, tiempo en el cual la ARN continuará con la administración de estos espacios garantizando las condiciones de habitabilidad, la asesoría para el desarrollo de proyectos productivos y el acompañamiento permanente por parte de profesionales que están en el territorio. 
Estos son los ETCR que se consolidan y trasladan:
Clic en el cuadro para ampliarlo
Stapper agregó que “el Gobierno garantizará las condiciones básicas de habitabilidad de estos ETCR para asegurar que quienes los ocupan puedan avanzar en su ruta de reincorporación social y económica. Para ello se llevarán a cabo diseños urbanísticos de vivienda, compra de tierras y acceso a los programas de habitabilidad con los que cuenta el Gobierno. Es necesario tener en cuenta que la reincorporación no se limita a un espacio geográfico; actualmente el 25% de los excombatientes, es decir 3.366 personas, reside en los ETCR y 8.509 fuera de ellos”.
En Charras, el director de l​a ARN aseguró que, durante el periodo de transición, se busca que estos Espacios cuenten con cuatro condiciones específicas: acceso a tierras, avance de los proyectos productivos, acceso a solución de vivienda y provisión de bienes y servicios, condiciones que se articulan con autoridades locales y el Gobierno Nacional.
Fuente: Mónica Pedraza Verbel
Oficina Asesora de Comunicaciones ARN (Cortesía: Javier Mauricio Santoyo M)
Ajuste de contenido y diagramación: bersoahoy.co

lunes, 13 de mayo de 2019

Claudia abandonó las armas para darle futuro a sus dos hijos


Bucaramanga.- Dentro de la celebración del día de la madres, una ex-integrante de la guerrilla de las Farc narró su historia de vida con énfasis en la ilusión que le despertó la llegada de su segundo hijo, el cual fue fundamental para ssu reincorporación a la vida civil y productiva de Colombia.
Claudia* perteneció durante 24 años a las Farc-Ep. En el mes de la madre, se dedica a vender manualidades alusivas a esta celebración, algunas de las cuales son fabricadas por personas privadas de la libertad.
Para Claudia, de 46 años y madre de dos hijos, dejar las armas fue una buena decisión, por su familia y el país. “Entré a las Farc-Ep soltera, a mi primera hija la tuve en medio del conflicto, no fue fácil; y 17 años después estando en medio del conflicto tuve a mi segundo hijo, por quien hice el cambio en mi vida”, relata.
Esta mujer, hoy en proceso de reincorporación, ha sido una deportista que llegó a integrar selecciones de alta competencia en microfútbol: “en el colegio practicaba voleibol, después me incorporé por casualidad a un equipo de microfútbol porque no llegó la arquera, y ya llevo 30 años siendo portera, incluso de varias selecciones regionales”.
Para esta madre, el camino a la legalidad le ha traído nuevos retos, los cuales dice enfrentar con convencimiento, “la mujer tiene muchos campos en los que se desenvuelve como madre, en la casa o como pareja. En mi caso tengo habilidades en manualidades y he hecho varios cursos”. Precisamente esas destrezas le han permitido elaborar regalos para vender en esta época, en diferentes sitios de Bucaramanga: “también ayudo a las reclusas de las cárceles vendiendo lo que ellas hacen y me gano un dinero extra”, señala.
Claudia recorre lugares públicos y oficinas de la ciudad, ofreciendo los cofres y cajas llenas de chocolates, alegrando la vida de sus compradores y de otras madres que se benefician de sus ventas. Para ella la mejor celebración en este mes es estar rodeada de su pareja e hijos, con la meta puesta en culminar exitosamente el proceso de reincorporación.
(*) Nombre cambiado por petición de la persona en proceso de reincorporación
Fuente: Javier Mauricio Santoyo Martínez
Enlace de Comunicaciones
Grupo Territorial Santander.
Ajuste de contenido y diagramación: bersoahoy.co

viernes, 12 de agosto de 2016

El Papa Francisco y las Naciones Unidas encabezan proceso para creación de la jurisdicción especial para la paz

Papa Francisco
Las comisiones negociadoras de Paz que se encuentran en Cuba, expidieron el comunicado conjunto # 88 de la fecha en el cual explican los mecanismos acordados para la escogencia de los integrantes del Tribunal de la jurisdicción especial que impartirá justicia dentro de la reincorporación de la guerrilla de las FARC a la vida civil.
El documento resalta que se haya nominado al Papa Francisco como parte de los personajes e instituciones que intervendrán en este proceso, para darle garantías de seriedad y pulcritud.
Como segundo paso también se acordó la escogencia del secretario general de las Naciones unidas.
El comunicado conjunto dice textualmente:
Comunicado Conjunto # 88
La Habana, Cuba, 12 de agosto de 2016
Tomada de Revista Semana
Mecanismo de selección de los magistrados de la Jurisdicción Especial para La Paz
El Gobierno Nacional y las FARC-EP informamos que en el marco de lo establecido en el acuerdo de la Jurisdicción Especial para la Paz hemos llegado a un acuerdo sobre criterios y el mecanismo de selección de los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz así como del Director de la Unidad de Investigación y Acusación:
Mecanismo de Selección:
Comité de Escogencia: El Gobierno Nacional y las FARC-EP hemos acordado proponer a las siguientes instituciones y personas, que cada una de ellas, si decidieran aceptar esta solicitud, escojan una persona para conformar el mecanismo de selección mencionado en el numeral 68 del acuerdo de creación de la Jurisdicción Especial para la Paz de 15 de diciembre de 2015:
Su Santidad el Papa Francisco
El Secretario General de las Naciones Unidas
La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia
La delegación en Colombia del Centro Internacional de Justicia Transicional (ICTJ).
La Comisión Permanente del Sistema Universitario del Estado.
Los integrantes del comité deberán ser personas de altas calidades éticas, y reconocidas trayectorias profesionales.
Los integrantes del comité seleccionarán a los Magistrados por mayoría de 4/5, con un sistema de votación que promueva el consenso.
El comité de escogencia gozará de toda la autonomía e independencia para que pueda cumplir sus funciones de manera imparcial. Las partes acordarán un reglamento de composición y funcionamiento del comité de escogencia, que además regulará los mecanismos de postulación y elección, mecanismos que contarán con la debida publicidad y garantías de transparencia de manera que facilite el seguimiento y veeduría por parte de  la sociedad y que permita recibir comentarios y opiniones de personas y organizaciones sobre los candidatos.
Criterios de selección:
En el acuerdo sobre el punto 5 “Víctimas” de la Agenda del Acuerdo General, numerales 65 y 66 de la JEP, fueron acordados los siguientes criterios para la selección de los Magistrados del Tribunal y de las Salas:
Todos los Magistrados “deberán estar altamente calificados y deberá incluirse expertos en distintas ramas del Derecho, con énfasis en conocimiento del DIH, Derechos Humanos o resolución de conflictos”.
El Tribunal y cada Sala “deberá ser conformado con criterios de equidad de género y respeto a la diversidad étnica y cultural, y será elegido mediante un proceso de selección que de confianza a la sociedad colombiana y a los distintos sectores que la conforman”.
“Para ser elegido Magistrado del Tribunal para la Paz deberán reunirse los mismos requisitos que para ser magistrado de la Corte Constitucional, de la Corte Suprema o del Consejo de Estado de Colombia, salvo la nacionalidad colombiana para los extranjeros. En ningún caso se aplicará un sistema de carrera”.
“Para ser elegido Magistrado de Sala deberán reunirse los mismos requisitos que para ser magistrado de Tribunal Superior de distrito judicial. En ningún caso se aplicará un sistema de carrera”.
En el proceso de selección se tendrán en cuenta  los estándares internacionales de independencia judicial y las altas calidades morales de los candidatos, así como el dominio del idioma español.
De acuerdo con lo establecido en el acuerdo de la Jurisdicción Especial para la Paz, el comité de escogencia deberá elegir siguiendo los criterios establecidos en la JEP:
20 magistrados colombianos y  4 extranjeros para el Tribunal para la Paz
18 magistrados con nacionalidad colombiana y 6 magistrados extranjeros para las 3 Salas de Justicia
Una lista   adicional de 19 nacionales y 5 extranjeros para el Tribunal para la Paz y las Salas de Justicia en caso de que se requiera aumentar el número de magistrados o sustituir a alguno de sus miembros.
 El Presidente o Presidenta
El Director o Directora de la Unidad de Investigación y Acusación que tendrá plena autonomía para seleccionar a los profesionales que harán parte de la misma.
Los procesos de escogencia deberán concluir lo más pronto posible después de la entrada en vigor del Acuerdo Final. En todo caso se priorizará la elección de los magistrados o magistradas de la Sala de Amnistía y de la Sala de Definición de las Situaciones Jurídicas.

miércoles, 3 de agosto de 2016

La reparación colectiva es el mejor camino hacia la paz: Director Nacional de la Unidad de víctimas, Alan Jara en EE.UU

Por: Ángel René Vargas Cabrera
Durante su participación en el sexto Diálogo de Alto Nivel entre Colombia y Estados Unidos, Alan Jara expuso los avances y desafíos alcanzados respecto a la inclusión social de las víctimas de desplazamiento y apostó por la reparación colectiva como mecanismo para facilitar la reconstrucción del tejido social en las comunidades.
Bogotá, 02 de agosto de 2016. Bajo la premisa de que las víctimas están en el centro de las conversaciones entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC-EP, el director de la Unidad para la Atención y Reparación a las Víctimas, Alan Jara, participó este lunes en el sexto Diálogo de Alto Nivel Colombia y Estados Unidos, que tuvo lugar en Washington.
La intervención de Jara se centró en la inclusión social de las víctimas de desplazamiento y en los más de 300 procesos de reparación colectiva que actualmente se adelantan en Colombia y que se verán fortalecidos una vez se llegue a un acuerdo final en La Habana. “La reparación colectiva es sinónimo de construcción de paz”, aseguró el director de la Unidad.
El diálogo entre ambos países fue presidido por la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry.
El director de la Unidad para las Víctimas participó en el grupo de trabajo dedicado a “Democracia, buen gobierno y derechos humanos”, mientras que otros altos funcionarios de ambos países avanzaron en áreas como defensa, educación, cultura, deporte, ciencia, tecnología, medio ambiente y energía, entre otros.
Para Alan Jara, si bien “el Estado ha asumido su compromiso con la reparación en términos económicos, técnicos y humanos”, es de valorar la contribución de la cooperación internacional. En concreto, el apoyo de Estados Unidos ha permitido fortalecer administrativa y tecnológicamente a la Unidad para las Víctimas; desarrollar estrategias de comunicación y divulgación de la Ley 1448 de 2011; avanzar en la construcción de protocolos y metodologías en temas como atención psicosocial y formación de funcionarios, y poner en marcha el programa de acompañamiento a la indemnización a víctimas.
“El principal objetivo es garantizar el goce de derechos a las víctimas del conflicto armado”, afirmó Alan Jara. “Queremos ir paso a paso, de la atención humanitaria a la reparación individual y, más allá, a la reparación colectiva, que es la reconstrucción del tejido social y la mejor contribución a la reconciliación”, concluyó el director de la Unidad para las Víctimas.
Durante este martes, Alan Jara sostuvo reuniones de trabajo con representantes del Buró de Población, Refugiados y Población del Departamento de Estado de Estados Unidos; de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otros miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA).
En horas de la tarde, se reunirá con miembros del Banco Mundial y con el secretario general de la OEA, Luis Almagro. Al finalizar el día, se encontrará con organizaciones y centros de pensamiento, así como varios connacionales víctimas del conflicto armado interno residentes en Washington.
Oficina de prensa de la Unidad de atención a las víctimas

jueves, 23 de junio de 2016

Puntos principales del Acuerdo firmado por el gobierno y las Farc

La Habana, Cuba , jueves, 23 de junio de 2016 Sistema Informativo del Gobierno - SIG
Comunicado Conjunto No. 76 
Juan Manuel Santos
Presidente de Colombia
Timochenko
Jefe de las Farc
​Las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP queremos anunciar que hemos llegado a acuerdos en los siguientes puntos:
1. Acuerdo sobre “Cese al fuego y de hostilidades bilateral y Definitivo y Dejación de Armas”
2. Acuerdo sobre “Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz.”
3. Acuerdo sobre “Refrendación”
I. Acuerdo sobre Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las Armas
1. Compromisos
El Gobierno Nacional y las FARC-EP expresan su compromiso de contribuir al surgimiento de una nueva cultura que proscriba la utilización de las armas en el ejercicio de la política y de trabajar conjuntamente por lograr un consenso nacional en el que todos los sectores políticos, económicos y sociales, nos comprometamos con un ejercicio de la política en el que primen los valores de la democracia, el libre juego de las ideas y el debate civilizado; en el que no haya espacio para la intolerancia y la persecución por razones políticas. Dicho compromiso hace parte de las garantías de no repetición de los hechos que contribuyeron al enfrentamiento armado entre los colombianos por razones políticas.
Por último, el Gobierno Nacional y las FARC-EP se comprometen con el cumplimiento de lo aquí acordado en materia de Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las armas, para lo cual elaborarán una hoja de ruta que contenga los compromisos mutuos para que a más tardar a los 180 días luego de la firma del Acuerdo Final haya terminado el proceso de dejación de armas.
2. Objetivo
El presente Acuerdo sobre Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las Armas tiene como objetivo la terminación definitiva de las acciones ofensivas entre la Fuerza Pública y las FARC-EP, y en general de las hostilidades y cualquier acción prevista en las Reglas que Rigen el CFHBD, incluyendo la afectación a la población, y de esa manera crear las condiciones para el inicio de la implementación del Acuerdo Final y la Dejación de las armas y preparar la institucionalidad y al país para la Reincorporación de las FARC-EP a la vida civil.
3. Monitoreo y Verificación
Acordamos crear un Mecanismo de Monitoreo y Verificación que será un mecanismo tripartito, integrado por representantes del Gobierno Nacional (Fuerza Pública), de las FARC-EP, y un Componente Internacional consistente en una misión política con observadores no armados de la ONU integrada principalmente por observadores de países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).  
El Componente Internacional preside en todas las instancias el Mecanismo de Monitoreo y Verificación y está encargado de dirimir controversias, presentar recomendaciones y generar reportes.
Respecto a la Dejación de las Armas el Componente Internacional la verifica en los términos y con las debidas garantías establecidas en los protocolos del Acuerdo.
4. Adaptación de los dispositivos en el terreno  
A partir del día D+1 la Fuerza Pública reorganizará el dispositivo de las tropas para facilitar el desplazamiento de las estructuras de las FARC-EP a dichas Zonas y para el cumplimiento del Acuerdo sobre el Cese al fuego y Dejación de las Armas.
Por su parte a partir del día D+5, las distintas misiones, comisiones y Unidades Tácticas de Combate (UTC) de los frentes de las FARC-EP se desplazarán hacia dichas Zonas previamente acordadas, siguiendo las rutas de desplazamiento establecidas de común acuerdo entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.  
5. Zonas Veredales Transitorias de Normalización (en adelante “Zonas”).  
El Gobierno Nacional y las FARC-EP acordamos establecer 23 Zonas Veredales Transitorias de Normalización y 8 Campamentos.  
Las Zonas Veredales Transitorias de Normalización tienen como objetivo garantizar el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas e iniciar el proceso de preparación para la Reincorporación a la vida civil de las estructuras de las FARC-EP en lo económico, lo político y lo social de acuerdo con sus intereses.  
Estas Zonas son territoriales, temporales y transitorias. Cada Zona contará con Equipos de Monitoreo Local. Tendrán facilidades de acceso por vía carreteable o fluvial; sus límites corresponden a los de la vereda donde se ubican; pudiendo ser ampliados o reducidos por mutuo acuerdo dependiendo del tamaño de la vereda, tendrán una extensión razonable que permite el monitoreo y verificación y el cumplimiento de los objetivos de las Zonas, fijando como referente accidentes geográficos o características del terreno.  
La salida de combatientes de las FARC-EP de los campamentos se hará sin armas y de civil.  
El Gobierno Nacional y las FARC-EP se comprometen a que la implementación de este Acuerdo se realice sin ninguna limitación en el normal funcionamiento de las autoridades civiles no armadas, en el desenvolvimiento de la actividad económica, política y social de las regiones, en la vida de las comunidades, en el ejercicio de sus derechos; así como en los de las organizaciones comunales, sociales y políticas que tengan presencia en los territorios.  
Las autoridades civiles (no armadas) que tengan presencia en las Zonas permanecen y continuarán ejerciendo sus funciones en las mismas, sin perjuicio de lo acordado en el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo. Las Zonas no pueden ser utilizadas para manifestaciones de carácter político.  
Los (as) integrantes de las FARC-EP que en virtud de la ley de amnistía hayan sido beneficiados con la excarcelación, y así lo deseen, se integran a dichas zonas para seguir el proceso de reincorporación a la vida civil. Para este fin, dentro de las Zonas se organizan sitios de estadía por fuera de los campamentos.

Durante la vigencia del Acuerdo sobre CFHBD y DA; las FARC-EP designa un grupo de 60 de sus integrantes (hombres y mujeres) que pueden movilizarse a nivel nacional en cumplimiento de tareas relacionadas con el Acuerdo de Paz.  (Seguir leyendo líneas abajo)

Así mismo, por cada Zona, las FARC-EP, designa un grupo de 10 de sus integrantes que puede movilizarse a nivel municipal y departamental en cumplimiento de tareas relacionadas con el  Acuerdo de Paz. Para estos desplazamientos los integrantes de las FARC-EP cuentan con las medidas de seguridad acordadas con el Gobierno Nacional.
En los campamentos no habrá ni podrá ingresar población civil en ningún momento.  
Durante la vigencia de las zonas se suspenderá el porte y la tenencia de armas para la población civil dentro de dichas Zonas.   
En caso de presentarse dentro de una Zona algún hecho o circunstancia que requiera la presencia de la Policía Nacional o cualquier otra autoridad armada del Estado se hace informando al Mecanismo de Monitoreo y Verificación, para que coordine el ingreso de acuerdo con los protocolos acordados por el Gobierno Nacional y las FARC-EP.  
La ubicación de los campamentos dentro de las Zonas se hará de forma que el Mecanismo de Monitoreo y Verificación pueda ejercer su función.
En desarrollo del proceso de preparación para la reincorporación a la vida civil de sus combatientes, las FARC-EP en coordinación con el Gobierno Nacional, podrán realizar dentro de las Zonas todo tipo de capacitación de los integrantes de las FARC-EP en labores productivas, de nivelación en educación básica primaria, secundaria o técnica, de acuerdo con sus propios intereses, jornadas de cedulación y demás actividades de preparación para la reincorporación y otras actividades necesarias para facilitar el tránsito a la legalidad de las FARC-EP.  
6. Zona de Seguridad  
Alrededor de cada Zona se establece una Zona de Seguridad donde no podrá haber unidades de la Fuerza Pública, ni efectivos de las FARC-EP con excepción de los equipos de monitoreo y verificación acompañados de seguridad policial cuando las circunstancias así lo requieran. El ancho de la Zona de Seguridad será de 1 kilómetro alrededor de cada Zona.  
7. Seguridad  
El Gobierno Nacional y las FARC-EP definirán conjuntamente unos protocolos de seguridad, que permitirán, de manera integral, minimizar las potenciales amenazas que pueden afectar o vulnerar las personas y bienes comprometidos en el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas.
Las condiciones de seguridad implementadas garantizarán la protección de los integrantes del equipo de monitoreo y verificación, los miembros de las FARC-EP, los delegados del Gobierno Nacional, la Fuerza Pública y demás intervinientes en el proceso. Así como, la coordinación de los movimientos y los dispositivos en el terreno.  
El Gobierno Nacional a través de la Fuerza Pública continuará garantizando las condiciones de convivencia y seguridad de la población civil durante este proceso.
8. Dejación de las Armas (DA).
Consiste en un procedimiento técnico, trazable y verificable mediante el cual la ONU recibe la totalidad del armamento de las FARC-EP para destinarlo a la construcción de 3 monumentos, acordados entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.  
La Dejación de las Armas por parte de las FARC-EP se desarrollará en dos tiempos, denominados Control de Armamento y Dejación de las armas, que integran los siguientes procedimientos técnicos: registro, identificación, monitoreo y verificación de la tenencia, recolección, almacenamiento, extracción y disposición final.
9. Procedimiento
Con la Firma del Acuerdo Final inicia el proceso de Dejación de las Armas de las FARC-EP, que incluirá el transporte del armamento a las zonas, la destrucción del armamento inestable, y la recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual de manera secuencial y en tres fases así: 1 Fase: D+90, el 30%; 2 Fase: D+120, el 30%; y 3 Fase: D+150, 40% restante, según la hoja de ruta (cronograma de eventos) acordada por el Gobierno Nacional y las FARC-EP que guía el proceso del Fin del Conflicto luego de la firma del Acuerdo Final.
Las FARC-EP contribuirá por diferentes medios, incluyendo el suministro de información, con la limpieza y descontaminación de los territorios afectados por minas antipersonal (MAP), artefactos explosivos improvisados (AEI), y municiones sin explotar (MUSE) o restos explosivos de guerra (REG) en general, teniendo en cuenta lo acordado en los puntos 4 y 5 y lo que se acuerde en el punto de Reincorporación a la vida civil en cuanto a la participación de las FARC-EP en la acción contra minas.  
Para garantizar el control efectivo del armamento en cada Zona se determinará un solo punto de almacenamiento, dentro de uno de los campamentos, en donde estarán ubicados los contenedores bajo el monitoreo y verificación permanente del Componente Internacional del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, de acuerdo con los protocolos concertados entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.  
Recibido el armamento el día D+150, a más tardar el día D+180 finalizará el proceso de extracción de las armas por parte de Naciones Unidas, conforme a los procedimientos acordados para esta materia y certificará el cumplimiento de este proceso procediendo a comunicarlo al Gobierno Nacional y a la opinión pública.
El día D+180 se da por terminado el funcionamiento de estas Zonas y el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo.  
El Mecanismo de Monitoreo y Verificación certificará y comunicará cada una de las fases del procedimiento de dejación de armas antes descrito.
Por último, sobre la base del acuerdo que hemos anunciado el día de hoy y en el marco de la Resolución 2261, el Gobierno Nacional y las FARC-EP solicitamos al Secretario General de las Naciones Unidas que se pongan en marcha todos los preparativos necesarios para el despliegue de la Misión Política Especial, de manera que se pueda avanzar en la implementación del presente acuerdo.
II. Acuerdo sobre “Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores/as de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz”.
Este acuerdo está dirigido a brindar protección y seguridad a todos los habitantes del territorio nacional; medidas de protección a las colectividades, los movimientos y organizaciones sociales y de derechos humanos en los territorios; garantías para el ejercicio de la política a los movimientos y partidos políticos, especialmente a los que ejerzan oposición, al movimiento político que surja del tránsito de las FARC-EP a la actividad política legal y a los integrantes de las FARC-EP en proceso de reincorporación a la vida civil.
Adicionalmente contempla la implementación de las medidas necesarias para intensificar con efectividad y de forma integral las acciones contra las organizaciones y conductas criminales objeto de este acuerdo que amenacen la construcción de la paz. El acuerdo incluye igualmente medidas para el esclarecimiento del fenómeno del paramilitarismo en complemento a lo ya acordado en el punto 5.
El acuerdo de garantías de seguridad, se basa en los siguientes principios:
 1. Respeto, garantía, protección y promoción de los derechos humanos.
2. Asegurar el monopolio legítimo de la fuerza y del uso de las armas por parte del Estado en todo el territorio
3. Fortalecimiento de la administración de justicia
4. Asegurar el monopolio de los tributos por la Hacienda Pública
5. Enfoque territorial y diferencial
6. Enfoque de género
7. Coordinación y corresponsabilidad institucional
8. Participación ciudadana
9. Rendición de cuentas
10. Garantías de No Repetición
Para cumplir con estos propósitos, el Gobierno Nacional y las FARC-EP, se comprometen a:
· El Gobierno Nacional garantizará la implementación de las medidas necesarias para intensificar con efectividad las acciones contra las organizaciones y conductas criminales objeto de este acuerdo que amenacen la construcción de la paz. Además asegurará la protección de las comunidades en los territorios, que se rompa cualquier tipo de nexo entre política y uso de las armas, y que se acaten los principios que rigen toda sociedad democrática.
· Las FARC-EP por su parte asumen el compromiso de contribuir de manera efectiva a la construcción y consolidación de la paz, en todo lo que resulte dentro de sus capacidades, a promover los contenidos de los acuerdos y al respeto de los derechos fundamentales.  
Las medidas de seguridad y protección que define el acuerdo se han construido sobre cinco pilares fundamentales con un enfoque dimensional:
1. Un Pacto Político Nacional y desde las regiones con los partidos y movimientos políticos, los gremios, la sociedad organizada y en general las fuerzas vivas de la nación para que nunca más se utilicen las armas en la política ni se promuevan organizaciones violentas como el paramilitarismo. Este pacto buscará la reconciliación nacional y la convivencia pacífica.  
2. Una Comisión Nacional de Garantías de Seguridad que será presidida por el Presidente de la República y tendrá como objeto el diseño y el seguimiento a la política pública y criminal en materia de desmantelamiento de cualquier organización o conducta de que trata este acuerdo. La Comisión también armonizará dichas políticas para garantizar su ejecución.  
3. Una Unidad Especial de Investigación dentro de la Fiscalía General de la Nación para el desmantelamiento de las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo de conformidad con lo establecido en el numeral 74 del acuerdo sobre la Jurisdicción Especial para la Paz. Esta Unidad contará con una unidad especial de policía judicial con expertos en distintas materias.
4. En desarrollo de lo acordado en el punto 2 “Participación Política”, la creación del Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política que desarrollará un modelo de garantías de derechos ciudadanos y protección para los movimientos y partidos políticos, incluyendo el movimiento o partido político que surja del tránsito de las FARC-EP a la vida civil, organizaciones sociales, de derechos humanos y las comunidades en los territorios. El Sistema incluye la creación en la Unidad Nacional de Protección de un cuerpo mixto de protección para los integrantes de las FARC-EP en proceso de reincorporación a la vida civil.  
5. Un Programa Integral de Seguridad y Protección para las comunidades y organizaciones en los territorios que tendrá como propósito la definición y adopción de medidas de protección integral para las organizaciones, grupos y comunidades en los territorios.  
El acuerdo incluye adicionalmente las siguientes medidas complementarias:
· El diseño y puesta en marcha de una política de sometimiento a la justicia para las organizaciones objeto de este acuerdo.
· La activación de un cuerpo élite de la Policía Nacional como instrumento para desarticular las organizaciones criminales objeto del acuerdo.  
· Instrumento de prevención y monitoreo de las organizaciones criminales: es un sistema de anticipación y prevención para la reacción rápida, que está orientado a garantizar una mejor identificación de las amenazas en los territorios y una acción con mayor impacto de la Fuerza Pública para contener esas amenazas.
· Medidas de prevención y lucha contra la corrupción: dirigidas a fortalecer la transparencia institucional.
III. Acuerdo sobre “Refrendación
El gobierno de Colombia y las FARC-EP, para zanjar las diferencias surgidas hasta la fecha sobre el tema aludido, en el día de hoy, en desarrollo de la agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto, hemos convenido acoger como fórmula de convergencia la decisión que profiera la Corte Constitucional sobre los alcances del Proyecto de Ley Estatutaria No. 156 de 2015 Cámara, 94 de 2015 Senado, en el espíritu hasta ahora anunciado y en esa medida aceptamos el mecanismo de participación popular que la Corte indique y en los términos que ese alto tribunal señale.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...