Acceda a escuchar documentos del proceso de paz

Bersoatv

viernes, 14 de agosto de 2009

Desminado y retorno seguro a las tierras, parte de la reparación


Bogotá, agosto 13 de 2009.- La Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR), recomendó a las autoridades y a la comunidad internacional propiciar un rápido avance en la descontaminación de minas antipersona (Map) y munición sin explotar (Muse), como parte de una reparación integral a las víctimas del conflicto interno.

En el marco del Seminario Acción Integral contra Minas Antipersonal en Colombia, que se realizará hasta mañana en esta ciudad, el coordinador del Área de Desmovilización, Desarme y Reintegración (DDR) de la CNRR, Álvaro Villarraga, insistió en la conveniencia de explorar y aplicar acciones relacionadas con el desminado humanitario, como se realiza en este momento en otras partes del mundo con conflictos internos vigentes.

Villarraga, explicó que con el fin de propiciar las condiciones para procesos de retornos colectivos en regiones afectadas, se deben aplicar medidas complementarias de recuperación de las tierras en condición de garantía, como parte de la reparación.

Encontrar formulas de aplicación del desminado humanitario y sugerir la invitación a ONG con experiencia en desminado para que participen en el país, se cuentan dentro de las recomendaciones de Comisión.

“Estos procesos de desarme deben incluir el desminado con implicaciones de información y ubicación de campos minados, para proceder a la descontaminación, para lo cual se deben contar con protocolos de aplicación de las acciones de desminado que establezcan la cooperación necesaria entre el Gobierno, las autoridades territoriales y las instituciones competentes, con la participación activa de las comunidades”, dijo

Otras de las recomendaciones de la CNRR para avanzar en el desminado del segundo país con mayor cantidad de minas sembradas en el mundo y el de más accidentes por este tipo de armas no convencionales, incluyen la exigencia a las guerrillas para que acojan la prohibición del uso de minas antipersonales y evitar las Muse.

La prevención para evitar las Muse por parte de la fuerza pública, consolidar todos los compromisos estatales contenidos en la convención de Otawa con relación a la prohibición de las minas antipersonales y considerar la posibilidad de acuerdos especiales o humanitarios para conseguir el compromiso de las Farc y el Eln con la prohibición del uso de minas antipersonal, se incluyeron en el listado de recomendaciones.

“En el país se debe fortalecer todos los esfuerzos institucionales a todo nivel para conseguir la debida atención a las víctimas por Map y Muse, esto incluye que las acciones de atención se relacionen con los esfuerzos hacia el logro de su reparación integral”, afirmó Villarraga.

La Comisión recomendó, además, la actualización permanente de políticas públicas., programas y acciones para la prevención y atención de víctimas por este tipo de armamento, así como la inclusión en los compromisos de desarme, la identificación, entrega de in formación y localización para proceder a la descontaminación de minas y municiones sin explotar.

“Junto con los planes de descontaminación por Map y Muse, se deben contemplar acciones generales de desarme para la recuperación del tejido social, la convivencia y la paz. Esto conlleva la consideración, tanto de experiencias surgidas de las propias comunidades afectadas, como de la institucionalidad estatal. Su presupuesto es el claro propósito humanitario y pueden contar con el concurso de la comunidad internacional”, agregó.

De acuerdo con cifras de las Naciones Unidas, desde el 2006, Colombia ocupa el primer lugar por minas terrestres, seguida por países como Angola, Irak, Sudán, Camboya, Afganistán, Bosnia y Herzegovina. En el país de 1.096 municipios de 660 se tiene certeza de la existencia de campos minados; es decir, 31 de los 32 departamentos están afectados por estas armas ocultas.

Colombia ocupa así mismo el primer lugar según el número de víctimas (dos a tres por día). Entre 1990 y 2008 se habían registrado 7.451 víctimas. Las cifras oficiales dan cuenta que desde 1990, con corte de junio del 2009, los departamentos con mayor número de víctimas son Antioquia (1.739), Meta (823), Caquetá (605), Norte de Santander (551) y Bolívar (549).

Según las Normas Internacionales para las Actividades relativas a las Minas (IMAS), el desminado humanitario se define como las actividades realizadas con el objetivo de retirar minas y municiones sin explotar, incluyendo el estudio técnico, levantamiento cartográfico, desminado, señalización, documentación posterior al desminado, contacto directo con las comunidades afectadas y traspaso de las tierras desminadas.

Este desminado puede ser llevado a cabo por diferentes tipos de organizaciones, sean no-gubernamentales, compañías comerciales, equipos nacionales de acciones sobre minas o unidades militares. El desminado puede ser sobre la base de una emergencia o de un proceso de desarrollo. El desminado humanitario debe distinguirse del desminado militar.

Fuente: Ayda María Martínez
Periodistas CNRR - 3005554623 - Volver a Inicio >

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: