Acceda a escuchar documentos del proceso de paz

Bersoatv

domingo, 26 de octubre de 2008

Ejército colombiano retira 3 coroneles por muertes civiles

24 de octubre de 2008, 04:05 PM
BOGOTA (AP) - Tres coroneles del ejército colombiano fueron dados de baja el viernes por existir "serio indicios" de estar involucrados en la muerte de 11 hombres que aparentemente no eran combatientes sino civiles cuyas desapariciones fueron denunciadas en Bogotá.

El jefe del ejército, general Mario Montoya anunció a la prensa que los tres coroneles retirados pertenecen a unidades militares que operan en el departamento de Norte de Santander, en donde fueron localizados los cadáveres de los desaparecidos y en donde al menos nueve de ellos habían sido reportados como guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) muertos en choques con el ejército.

Los coroneles retirados son Santiago Herrera, jefe de estado mayor de la V División; Rubén Castro, comandante de la Brigada Móvil 15; y Gabriel Rincón, jefe operaciones de la misma brigada 15, enumeró el jefe militar.
Por investigaciones internas militares "hemos podido establecer, a través de pruebas testimoniales, que existen serios indicios" de irregularidades supuestamente cometidas por los tres oficiales. "No están en claro los procedimientos cumplidos por el ejército en esa región del país", dijo el comandante militar.

Agregó que entregará el caso a la Fiscalía General, que desde el mes pasado investiga el hallazgo en una fosa común de Ocaña, Norte de Santander, a unos 400 kilómetros al nordeste de Bogotá, de los cadáveres de los 11 hombres cuyas familias reportaron como desaparecidos en barriadas del sur de la capital colombiana.
La fosa, según ha dicho la alcaldía de Ocaña, fue abierta por decisión de las propias autoridades del pueblo para descongestionar la morgue de la localidad.

Montoya señaló que mantiene una política de "cero tolerancia con el delito, cero tolerancia con la corrupción" dentro de las filas bajo su mando.

Hasta ahora se desconoce cómo llegaron los hombres desde Bogotá hasta aquella región del país.

"El ejército colombiano está en la obligación de clarificar y averiguar qué fue exactamente lo que pasó con estos muchachos", dijo en entrevista telefónica Luz Marina Bernal, madre de Fair Porras, de 26 años, uno de los que apareció muerto en Ocaña.
"Los familiares exigimos que nos colaboren con la investigación (de) qué fue lo que paso exactamente", añadió.
Alirio Uribe, integrante del no gubernamental Colectivo de Abogados, indicó que la salida de los oficiales "es algo importante para efectos de que haya una investigación más eficaz y más imparcial".

La Fiscalía General investiga a 803 militares y policías por presentar "falsos positivos", como se denominan en Colombia a ejecuciones extrajudiciales, usualmente civiles que son mostrados como combatientes muertos en combate.
Las investigaciones son por las muertes de al menos 900 hombres en distintos años.
Por algunos de estos casos están detenidos desde meses atrás por decisión de la Fiscalía al menos seis coroneles. Volver a Inicio >

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: